Aspirantes Breeders’ Cup Classic: Maximum Security

Maximum Security and jockey Abel Cedillo, left, overpower Midcourt (Victor Espinoza), right, to win the Grade II, $150,000 San Diego Handicap, Saturday, July 25, 2020 at Del Mar Thoroughbred Club, Del Mar CA. © BENOIT PHOTO

Maximum Security and jockey Abel Cedillo, left, overpower Midcourt (Victor Espinoza), right, to win the Grade II, $150,000 San Diego Handicap, Saturday, July 25, 2020 at Del Mar Thoroughbred Club, Del Mar CA. © BENOIT PHOTO

Por Hernan Cortez.

Maximum Security [(USA, 2016) (New Year’s Day en Lil Indy por Anasheed {1-l})]

Entrenador: Bob Baffert

Jinete (Última actuación): Luis Sáez

Propietario: Gary & Mary West, Mrs. John Magnier, Michael B. Tabor y Derrick Smith

Criador Gary & Mary West Stables, Inc.

Pocos ejemplares se han visto envueltos en tanta polémica poco Maximum Security, el campeón tresañero del 2019, que inició su campaña a los 2 años debutando en un reclamo por $16,000 a finales de diciembre del 2018, para luego conquistar el Florida Derby G1, precedido por dos victorias en carreras de Optional Claiming, alcanzó la gloria por pocos instantes al pasar la meta en el primer lugar en el Kentucky Derby del 2019, y se unía en ese momento a un grupo muy selecto de apenas 10 ejemplares en ganar la gran prueba para los tresañeros de manera invicta. Pero la felicidad duró poco para sus conexiones, ya que los comisarios determinaron luego de analizar los vídeos, que su jinete Luis Sáez había cometido foul en contra de sus rivales al momento del giro de la última curva y en polémica decisión, distanciaron a Maximum Security al 17° lugar, detrás de Long Range Toddy, que según los criterios de los comisarios fue el máximo perjudicado por el accionar de Sáez y Maximum Security

Todo esto originó una serie de demandas de parte de Gary y Mary West – quienes hasta ese momento eran sus únicos propietarios – en contra del hipódromo de Churchill Downs y su junta de comisarios. Además de tomar la decisión de no participar con su ejemplar en las 2 carreras restantes de la triple corona, como medida de protesta.

Así, en un instante, el sueño que se hacía realidad, se tornaba en pesadilla. Pero no todo lo malo quedaba fuera de las pistas, tomada la decisión de volver a correr, la Pegasus Stakes, una prueba listada en el hipódromo de Monmouth Park fue la escogida, y para sorpresa de muchos, para no decir de todos, Maximum Security perdió su invicto en la pista, en contra de King for a Day, que hizo valer su nombre y fue rey por un día.

Luego de esa derrota, el castaño entrenado para ese entonces por John Servis cerró el año con tres victorias de manera consecutivas en los clásicos Haskell Invitational Stakes G1, Bold Ruler Handicap G3 y Cigar Mile Handicap G1. Criticadas sus conexiones por no comparecer en el fin de semana de las Breeders’ Cup, se creaba un halo de dudas a la hora de la elección para el Campeón de 3 años, entre él y Omaha Beach, que, para fortuna de los West, no pudo pasar del segundo lugar en la Breeders’ Cup Dirt Mile, quedando el camino despejado para que Maximum Security fuese electo Campeón tresañero.

“Clic” aquí para leer esta noticia completa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *