AMERICAN PHAROAH SENCILLAMENTE INDESCRIPTIBLE

Por Roberto L. Rodriguez

Antes de entrar en detalles de lo que fue la edición 2015 del William Hill Haskell Invitational (Gr I), quiero citar una de las frases de Alejandro III de Macedonia mejor conocido como Alejandro Magno, quien una vez dijo; “Las coronas que acumules serán gracias a tu habilidad para conquistarlas, no a tu nombre.” Definitivamente la corona de campeón que viste hoy día el ejemplar American Pharoah, ha sido forjada con su indescriptible y maravillosa habilidad corredora.


Después de su hazaña en Belmont Park el pasado 6 de junio, American Pharoah realmente no tenía nada más que demostrar, ganó el Kentucky Derby (Gr I) largando desde la posición dieciocho y venciendo en los últimos doscientos metros a dos de los mejores tresañeros del país como lo son Firing Line y Dortmund, luego en el Preakness Stakes (Gr I) “navegó” sin rivales a lo largo del recorrido y en el Belmont Stakes (Gr  I) ratificó al ganar de punta a punta en milla y media, que no solo es el mejor caballo de tres años del mundo, sino que también es uno de los mejores de todos los tiempos.

Todo parecía indicar que el tren había llegado a su destino final, incluso se habló de enviar al ejemplar hijo de Pioneerof the Nile directo a la cría, pero la familia Zayat, encabezada por Ahmed Zayat, decidieron asentar en el contrato que habla de los derechos como semental de American Pharoah a partir del 2016 para Coolmore Ashford Stud, que el campeón correría al menos tres veces en lo que resta del año 2015, un regalo para nosotros lo amantes de este bello deporte.

Una de esas tres apariciones por parte de American Pharoah fue el Haskell Inivitational (Gr I) $1,750,000 (1,800 metros),  donde el entrenado por Bob Baffert dejó sin palabras a todos los que observamos esta competencia. El intentar describir la actuación de American Pharoah en el Haskell, se hace mucho más  difícil incluso que su brillante triunfo en el Belmont Satkes (Gr I). Lo que American Pharoah demostró en Monmouth Park la tarde del 2 de agosto quedará grabado en la mente y los corazones de muchos.

“No hay mejor sensación para un jinete que el saber que tienes la victoria prácticamente en las manos mucho antes de entrar en la recta final, todo esto gracias a este espectacular ejemplar” Dijo Víctor Espinoza.  Así sucedió, Competitive Edge (excelente ejemplar) se encargó de preparar el camino en el Haskell Invitational para “El Faraón”, parciales de 23.22 (23.1), 46 exactos, 1:09.60 (69.3) y 1:34.44 (94.2) fueron más que suficientes para que American Pharoah desplazara con la superioridad que lo ha caracterizado desde el 9 de septiembre del 20014, día en el cual comenzó la seguidilla que hoy llega a los ocho triunfos en carreras de grado (siete Grado I), para galopar sin ser exigido en ningún momento durante toda la competencia por su jinete y finalizar en 1:47.95 (107.4) los mil ochocientos metros, es algo simplemente indescriptible.

Foto: Coglianese Photo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *