ÚLTIMAS NOTICIAS

X Y JET SE REENCONTRÓ CON EL TRIUNFO EN EL MR. PROSPECTOR S. (G3)

Por Enrique Salazar
​Edición Roberto L Rodriguez
Imagen

Photo credits Lauren King / Coglianese Photos

La única prueba clásica de grado programada hoy en el país celebrada en el moderno hipódromo de Gulfstream Park, no tuvo sorpresa, al imponerse con solvencia el favorito amplio de la prueba, dominando de principio a fin. Todo se definió, prácticamente, a los 100 metros después de la largada en el Mr. Prospector S. (G3, Gulfstream Park, 1200m, 1:09.45), carrera preámbulo del día de Nochebuena, Justo en ese momento se apoderaron del comando los 3 ejemplares que ocuparían las 3 primeras posiciones al cruzar la meta.
​Raudo y con su acostumbrada estrategia de carrera en desarrollo, el moro X Y Jet (12, Khantaros en Soldiersingsblues, por Lost Soldier), aupado por Emisael Jaramillo sobre su silla,  tomó el comando de la prueba, a pesar de la presión que intentaba imponerle First Growth (12, Candy Ride en Altesse, por A.P. Indy), el reciente vencedor del Claiming Crown Express S. (Gulfstream Park, 1200m, 1:09.61, diciembre/02). Detrás de ellos, liderando el resto del lote, se ubicó tempranamente el potro Sonic Mule (14, Distorted Humor en Globe Trot, por A.P. Indy).

Sin mayores cambios, sólo apreciables en la ventaja que imponían los dos punteros, aumentándola a medida que avanzaban las acciones, la prueba se desarrolló en fuertes parciales de 22.21 (400m) y 44.81 (800m), siempre con X Y Jet dominando a First Growth, que le corría al cuerpo, sin dejar de presionarle en ningún momento. Así, al giro de la última curva, los dos castrados alcanzaban al menos 3 cuerpos de ventaja sobre Sonic Mule, que se mantenía 3º, pero sin poder mostrarse peligroso para sus rivales punteros.

La recta final se presentó emotiva, con Jaramillo pidiéndole el máximo al tordillo, que se mostró valiente, rechazando en todo momento el ataque de su rival. Sin embargo, en los 150m finales, First Growth logró descontar un poco la ventaja, amenazando el triunfo del moro que entrena Jorge Navarro, que guapeó de lo lindo, manteniendo ½ cuerpo al frente al momento de cruzar el disco, reencontrándose con el triunfo, pues no ganaba desde febrero de 2016, cuando concretó una seguidilla de 5 triunfos consecutivos, al vencer en el Gulfstream Park Sprint (G3, Gulfstream Park, 1300m, 1:08.97). Con First Growth en el 2º lugar, 4 cuerpos atrás se quedó en la 3ª casilla Sonic Mule, controlando al también tresañero K Wave (14, Blame en Seaside Escape, por Bernardini), que le llegó al pescuezo.


X Y Jet, quien en marzo de 2016 figuró en el Dubai Golden Shaheen (G1, Meydan, 1200m), reapareció en esta prueba de un paro de poco más de un año, pues no competía desde noviembre de 2016 cuando se clasificó en el Frank J. De Francis Memorial Dash S. (G3, Laurel Park, 1200m). Tal como mencionamos antes, retoma así su sendero victorioso, logrando triunfar por 2ª vez en esta prueba, que ganara también en 2015. Ahora presenta campaña de 7-6-2 (18 acts.), elevando sus premios a $860,053.

El moro es hijo del efectivo semental estadounidense Kantharos (08, Lion Heart en Contessa Halo, por Southern Halo), padre de 4 generaciones en edad de correr, en las cuales ha acumulado 15 ganadores Clásicos, lo cual significa un relevante 10,1% de sus corredores. Respondiendo al fabuloso patrón de cruce Northern Dancer-Northern Dancer, logrado en este caso con la notable versión Storm Bird-Danzig, el pedigree del moro está libre de repeticiones en las primeras 4 generaciones, mostrando la duplicación del irrepetible Northern Dancer (61-90, Nearctic en Natalma, por Native Dancer) en sus primeras 5 generaciones, en fórmula 5×4, teniendo como fuentes a los citados Storm Bird (78-04, en South Ocean, por New Providence) y Danzig (77-06, en Pas de Nom, por Admiral’s Voyage), ejes del cruce que da origen al veloz tordillo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.