Rombauer viaja a New York con la mira puesta en el Belmont Stakes G1

Rombauer and Michael McCarthy - Photo Jim McCue

Por Ramón Brito

Luego de su contundente victoria en el Preakness Stakes (G1), Rombauer quedó de alguna manera consagrado como un ejemplar versátil, capaz de correr y rendir al máximo en cualquier superficie. El hijo de Twirling Candy que entrena Michael McCarthy es ahora un ganador de tres competencias: una en grama, una en pista sintética, y una en arena. 

Rombauer obtuvo un cupo para participar en el Preakness gracias a su victoria en El Camino Real Derby ($100K), carrera disputada el 13 de febrero en la pista sintética de Golden Gate Fields. Sus conexiones pensaron desde entonces en la posibilidad de participar en el Kentucky Derby (G1), y así las cosas el nieto de Cowboy Cal fue inscrito en el Blue Grass (G2). Sufriendo contratiempos en la partida, y sin un tren de carrera movido, el caballo no deslució al llegar tercero detrás de Essential Quality y Highly Motivated.

El resto de la historia es conocido. Los esposos John y Diane Fradkin, propietarios de Rombauer, acordaron con el entrenador McCarthy dejar pasar el Kentucky Derby (G1), carrera para la cual estaba clasificado, y llegar al Preakness con un caballo “fresco”. Esta decisión rindió sus frutos cuando, bajo la guía de Flavien Prat, Rombauer atropelló con eficacia, dando fácil cuenta de Midnight Bourbon y de Medina Spirit para imponerse con claro margen en Pimlico y establecerse como uno de los mejores tresañeros de 2021.

“Clic” aquí para leer esta noticia completa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *