QUIJOTE DIO LA SORPRESA EN EL SUNSHINE MILLIONS SPRINT

Por Ramon Brito
Imagen

Coglianese Photo / Lauren King

Luego de que apareciera en pantalla el parcial de 21.09 para los primeros 400 metros del Sunshine Millions Sprint ($100K) era fácilmente predecible que los atropelladores tendrían mucha oportunidad de ganar, y ciertamente, Quijote fue el máximo beneficiario de un absurdo tren de carrera para desplazar con el astro Irad Ortiz Jr. y obtener el triunfo. El hijo de Pomeroy aprovechó una mortal pelea en la punta para lograr su octava victoria en 24 actuaciones.
X Y Jet había generado una gran expectativa en su reaparecida. El tordillo de Jorge Navarro buscaba ganar por tercera vez el Sprint, y en el papel lucía con amplia oportunidad para lograrlo. Sin embargo, la forma como se planteó la competencia fue determinante en su derrota. Emisael Jaramillo lo envió a la delantera partiendo desde el puesto 1, pero al mismo tiempo Luis Sáez obligó a Ray’swarrior a buscar la punta. Evidentemente, la instrucción de los entrenadores Navarro y Servis fue la misma: tomar la delantera a costa de lo que fuera. Los jinetes, siguiendo la orden al pie de la letra, se trenzaron en una estéril – pero espectacular – lucha. El público vio con asombro como X Y Jet y Ray’swarrior dejaban 21.09 en el primer cuarto de milla y continuaban en un toma y dame en la curva lejana, seis o siete cuerpos por delante del resto del grupo. Esa ventaja comenzó a reducirse poco antes de la entrada a la recta decisiva, no sin antes haber dejado un alarmante registro de 43.54 para los 800 metros.

​Los velocistas siguieron en su infructuosa batalla, pero ya no tenían ninguna reserva para los 200 finales, que parecieron ser interminables. Ortiz hizo avanzar a su cabalgadura por centro de cancha, y Quijote pasó sin mayores inconvenientes para liquidar la prueba, superando a Ray’swarrior, que pese a todo pudo mantener el segundo lugar. Sweetontheladies desplazó a X Y Jet, que a duras penas pudo completar la superfecta. El tiempo global fue de 1:09.98 para 1200 metros.

“Por fin pudimos ganar la primera carrera,” declaró la entrenadora Georgina Baxter – quien llevaba de 20-0 en el meeting – luego de la premiación. “Habíamos estado cerca, pero nos había faltado la suerte. Le agradezco a Irad por su excelente conducción. No se apresuró y al final tenía más caballo.”

El año pasado, Quijote no pudo pasar de un quinto lugar a once cuerpos de X Y Jet en la Sunshine Millions Sprint 2018. Pudiera decirse que el nieto materno de ​Holy Bull tomó desquite esta vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *