Olorda gana el Very One en tiempo record

Antes de correr el Very One Stakes (gr III) en el hipódromo de Gulfstream Park había una pregunta en particular que todos hacían, cuál de las tres presentadas por Chad Brown ganaría este clásico. Conocido como uno de los mejores entrenadores de los ejemplares “grameros”, Brown envió a esta competencia a tres de sus yeguas encabezadas por Dacita (CHI) la gran favorita con la monta de Javier Castellano seguida por Olorda (GER) con Julien Leparoux y Guapaza (CHI) bajo las órdenes de John Velázquez. 
La competencia se desarrolló un tanto diferente a como lucía en el papel, Olorda (GER) salió a comandar las acciones gracias en parte a la falta de velocidad de la yegua Quiet Kitten de quien se esperaba fuera la líder del grupo en las primeras de cambio. Kitzys Rocket junto a Dacita (CHI) ocupaban el tercer y cuarto lugar respectivamente mientras que Guapaza (CHI) y Al’s Gal cerraban el pelotón. Así pasaron en :22.98 el primer cuarto de milla y :47.10 en los ochocientos un tren bastante rápido pero la hija de Lord of England (GER) en Oligarchica (GER) se mantenía firme en la delantera dejando un registro de 1:10.65 para los mil doscientos metros.

Ya en plena recta de las emociones el jinete Javier Castellano exigía a fondo a Dacita (CHI) que paulatinamente se acercaba a Olorda (GER) mientras que Guapaza (CHI) intentaba colarse junto al riel, pero todos estos esfuerzos fueron en vano ante el desempeño de Olorda (GER) en el Very One Stakes (gr III) que cruzara la meta con un pescuezo de ventaja sobre Dacita (CHI) marcando un nuevo récord para la distancia de una milla y tres dieciseisavos de sobre grama de 1:51.54 dejando a un lado el tiempo empleado por Hellenostic de 1:53.19 el 12 de marzo del 2015.

Chad Brown entrenó la trifecta de esta competencia mientras que el jinete francés Julien Leparoux comentó lo siguiente. “Esperaba que otro ejemplar marcará el ritmo de la carrera y seguirla desde el inicio pero no ocurrió así. Olorda (GER) estaba cómoda en la delantera a pesar de los parciales, en la recta final sabía que Dacita (CHI) hacia un gran esfuerzo por alcanzar a mi conducida pero esta aún tenía energías de reserva.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *