“No puedes entrenar a un caballo con gritos y esperar que obedezca al silbido”

​Quizás la “entrenadora” Maria Borell olvidó por completo esta frase, o quizás nunca tuvo la capacidad de entender la tercera palabra de esta frase. Continuando con la “película de terror” que comenzó un día después que Runhappy derrotara a Private Zone en la Breeders’ Cup Sprint (gr I) del 2015 y pasando por la cantidad de episodios del trágico film, hoy 28 de junio en horas de la mañana fueron rescatados por las autoridades de Mercer County en Kentucky seis (6) de los cuarenta y tres (43) ejemplares que estaban alojados en un farm que aparece registrado bajo el cuidado y/o rentado por Maria Borell. 
Uno de los oficiales encargados de trasladar a estos purasangres hacia otra localidad donde serán atendidos de inmediato debido a la deplorable condición física en que se encontraban declaró lo siguiente; “Dimos prioridad a los seis ejemplares que peor estado presentaban. Tres de estos lucían demacrados.”

Gracias al gran esfuerzo de Ahmed Zayat junto a la fundación Thoroughbred Retirement y a los miles de mensajes de importantes cuentas en Twitter, estos caballos tendrán la oportunidad de ser tratados por veterinarios y serán designados a diferentes organizaciones que luchan en contra del maltrato de estas hermosas criaturas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *