Maxfield regresó con un cómodo triunfo en el Alysheba S. G2

Por Enrique Salazar

En el inicio de los eventos clásicos de grado que ofrece Churchill Downs entre viernes y sábado, con relevancia para las Kentucky Oaks (G1, $1,250,000), a disputarse en esta misma jornada, y el Kentucky Derby (G1, $3,000,000), la prueba central de mañana, no hubo sorpresa alguna. Tal como se esperaba, el gran favorito Maxfield (Street Sense) se mostró superior en el Alysheba S. (G2, $400,00), haciendo valer un poderoso remate, que desarrolló desde poco antes de la entrada de la recta final, para terminar ganando con holgura de tres cuerpos, en un sólido registro de 1:41.39, apenas treinta y cinco centésimas de segundo por encima del récord de pista vigente.

Conducido por el efectivo José Luis Ortiz, el consentido de la escuadra de Godolphin, que entrena Brendan Walsh, corrió a la expectativa en el cuarto puesto en las primeras de cambio, apareado con Sonneman (Curlin), mientras ambos controlaban la acción de los animadores iniciales, Visitant (Ghostzapper), siempre en punta, y Roadster (Quality Road), que actuó presionando al líder en esta ocasión. Con parciales de 23.91 (dos furlongs) y 47.48 (cuatro furlongs) todo se desarrolló en calma. Sin embargo, iniciándose el giro del codo final, Ortiz soltó las riendas de Maxfield y éste con enorme soltura se fue en contra de los dos punteros, apareándose a ellos con facilidad cuando el reloj marcaba 1:11.28 para los seis furlongs. En adelante, ya en terreno derecho, Maxfield tomó control del evento, pese a la fuerte oposición de Visitant, pero ya en el último furlong era lo suficientemente superior como para asegurar su triunfo. Pasó la milla en 1:35.16, logrando recorrer el medio furlong final en 6.23, cruzando la meta sin apuros.

“Clic” aquí para leer esta noticia completa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *