MASTERY DIO UNA CLASE MAESTRA EN EL SAN FELIPE STAKES (G2) EN SANTA ANITA PARK

Por Enrique Salazar
Imagen

Photo credits Tricia Warrens @ElPotroRoberto

Todo indicaba que sería una carrera de 3 caballos o de 3 potros para ser precisos. Y, en realidad, lo fue quizás durante 1200m. Pero, a partir de allí, se hizo evidente que el castaño Mastery (Candy Ride en Steady Course, por Old Trieste) está hecho de otro material distinto al de sus rivales. Con clase y enorme disposición, a los pedidos del también maestro Mike Smith, el entrenado de Bob Baffert se despegó de sus rivales o, mejor dicho, de Iliad (Ghostzapper en Little Swoon, por You and I), que fue el único que intentó en la recta oponerse al dominio claro de Mastery.

Desde la largada, Mastery salió con disposición a indicar el camino, Gormley (Malibu Moon en Race to Urga, por Bernstein), a su costado, intentó disputarle ese derecho, mientras que Iliad, más afuera, terciaba con ellos. Uno al lado del otro, sin llegar a formar una fila india, los 3 potros separados por ¾ cuerpo entre ellos,  siempre encabezados por Mastery dejaron parciales relativamente rápidos de 23.50 (2 furlongs), 46.79 (4 furlongs), y 1:10.48 (6 furlongs). El resto veía la carrera desde lejos, sin tener argumentos para infiltrarse entre los 3 líderes. 
​Pero lo del trío se acabó al giro de la última curva, cuando Gormley, que siempre accionó algo exigido, se decidió a atacar a Mastery, que siempre lució cómodo con Smith parado sobre los estribos y sin ponerle ninguna presión. Obligado por sus rivales, Flavien Prat también buscó a Iliad. Los 3 se aparearon en algún momento pero, al enderezar la recta final, Gormley cedió totalmente y todo quedó en manos de sus 2 rivales. En realidad, en manos de Mastery que al ser requerido por Smith demostró amplia superioridad, dedicándose a galopar esta importante prueba en ruta al Kentucky Derby (G1). Dejando la milla (8 furlongs) en 1:35.62, ya desprendido, el hijo del Crack argentino Candy Ride (99, Ride The Rails en Candy Girl, por Candy Stripes) bajó el ½ furlong final en 6.66, para dejar marca de 1:42.28 en el San Felipe S. (G2), un registro 1:69 por encima del tiempo agenciado por el Campeón California Chrome (Lucky Pulpit en Love The Chase, por Not for Love) en 2014, en su camino a triunfar en el Derby de las Rosas (G1).

Con este triunfo Mastery asegura un cupo en la alrgada del Kentucky Derby (G1), si no hay imprevistos en el camino. En adición a ello, Bob Baffert se reafirma como el entrenador con mayor número de victorias en este clásico, sumando su 6ª victoria en la prueba. Por su parte, Mike Smith suma su 2ª victoria consecutiva en la prueba, las únicas dos que tiene, pues el año pasado se impuso, por cierto, con un nieto paterno del citado Crack argentino Candy Ride. Intachable en su campaña permanece Mastery, ahora con 4 triunfos en igual número de presentaciones, sumando premios por $511.200 y anotándose su 3ª victoria clásica de grado.

Mastery responde al extraordinario nick internacional Mr. Prospector-Seattle Slew, logrado a través de los mejores representantes de cada uno de ellos, Fappiano (en Killaloe, por Dr. Fager) y A.P. Indy (en Weekend Surprise, por Secretariat), respectivamente, perteneciendo además a una ilustre línea materna, familia 16-g, siendo su 3ª madre hermana del excelente Miswaki (Mr. Prospector en Hopespringseternal, por Buckpasser), por lo que es evidente la duplicación del poderoso Mr. Prospector (raise A Native en Gold Digger, por Nashua), 5×4, con balance de sexos. Adicionalmente, Mastery carga con una duplicación en linebred, 6×5, del extraordinario Northern Dancer (Nearctic en Natalma, por Native Dancer). Con un pedigree de gran estatura, Mastery parece diseñado para estar en el Kentucky Derby (G1).

– LESIONADO MASTERY –

Poco duró la alegría por el triunfo de Mastery. Todo lo impresionante de su triunfo y los planes quedaron en 2º plano, cuando a poco de cruzar la meta, Mike Smith debió bajarse del potro, que fue retirado de la pista en ambulancia. El veterano jinete afirmó que “unos 10 pasos después de finalizar la prueba lo sintió defenderse”.

Pese a que al llegar a la cuadra camino normalmente, se le realizaron exámenes para definir en qué estado se encontraba y éstos indicaron que el invicto Mastery sufrió una fractura condylar en su mano izquierda, que requerirá cirugía y un tiempo indefinido de recuperación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *