LA TRIPLE CORONA DEL FARAÓN

Por Roberto Rodriguez

Llegaba el momento crucial del día. El instante en el que el mundo entero estaba siendo paralizado. Las diferentes emisoras tanto radiales como televisivas realizaban sus correspondientes coberturas, no se podía dejar pasar por alto un evento de tal magnitud, ante la posible proeza campeonil del preferido de todos, American Pharoah. El trabajo que comenzó el 27 de septiembre cuando el ejemplar obtuvo la victoria en el FrontRunner Stakes, competencia que despertó en sus propietarios la idea de encaminarlo hasta la triple corona 2015 ha llegado a un final feliz.

Los ojos del universo hípico, tanto en occidente como en oriente, cada mirada estaba puesta en el ganador del Kentucky Derby (gr I) y del Preakness Stakes (gr I). La multitud de más de 90,000 personas que hacia presencia en el majestuoso hipódromo de Belmont Park, respiraba profundamente ante el próximo suceso que ocurriría en apenas minutos. Los competidores estaban ingresando al “starting gate”, es decir, al aparato de salidas. El momento anhelado ha llegado, falta poco para descifrar la incógnita, de repente el juez acciona el timbre que da inicio a la competencia, la largada, frente al público,  es muy pareja, pero al centro destaca inmediatamente los colores del favorito en  busca de la primera ubicación, tiempo de demostrar quién es el campeón. Afuera Materiality, al centro American Pharoah entre ellos Frosted. Pero es American Pharoah quien toma la delantera, el sol con sus sombras en la pista delata las posiciones. Se acercan al primer giro, American Pharoah busca el riel para no dar ventajas, mientras Frosted empieza a perseguir de cerca, Materiality afuera le toca dar ventaja en el giro, los demás muy agrupados esperan el momento. A la entrada de la recta lejana y American Pharoah está al frente Materiality le sigue a un cuerpo y adentro Mubtaahij queda a la espera,  luego vienen Frosted, Madefromlucky y Keen Ice acompañándose mutuamente en el primer parcial de 24” (24.06).

Picture

En la recta lejana las posiciones se mantienen, siempre con American Pharoah en la delantera con un largo sobre Materiality,  que lleva un cuerpo al resto de los mencionados. Cubren los ochocientos en 48”4 (48.85), siempre con American Pharoah adelante. Materiality intenta una primera presión al colocarse a solo medio cuerpo del líder. Aunque se acercan varios desde el fondo, las posiciones se mantienen inalterables. Se empiezan a acercar a la última curva, pasan en 73”2 (1:03.41) los mil doscientos metros y American Pharoah marca el ritmo de la comparsa siempre adelante. Empieza el giro final American Pharoah en punta, pero Materiality se acerca más al puntero mientras los demás son llamados a correr, la emoción está llegando al límite, Keen Ice se hace mencionar, la milla es cubierta en  98” (1:37.99) siempre con American Pharoah comandando. En momentos previos a la entrada de la recta decisiva, la mente de los espectadores viaja a la velocidad de la luz al recuerdo de Sir Barton, Citation, Secretariat y Affirmed, por nombrar a estos pocos, espaciados en el tiempo.  Último tramo del recorrido American Pharoah adelante por dos de ventaja sobre Mubtaahij y Frosted que pelean el segundo, los demás han quedado lejos, pero faltan metros para la meta. Frosted  viene con gran fuerza en busca de la delantera. Pero Victor Espinoza no ha hecho correr al campeón American Pharoah quien se despega de su rival, haciendo notar su sobresaliente clase, deja detrás de sí no solo a Frosted deja también los fantasmas de Cañonero II, Real Quiet, California Chrome y otros cuyos verdugos les arrebataron la corona. American Pharoah sigue sumando diferencia a su favor camino hacia el espejo, la fotografía de la gloria infinita, la eternidad del campeón, American Pharoah cruza la meta adelante con gran ventaja, terminando con la sequía de triple coronados, en un tiempo final de 146”3 (2:26.65). Viva América,  viva American Pharoah.

Picture

 Víctor Espinoza, Bob Baffert y representantes del Zayat stable, sus propietarios y también criadores, han logrado coronar la hazaña, el sueño de un triple coronado en las patas del espectacular, por decir lo menos, American Pharoah. El primero del presente siglo, luego de treinta y siete años de espera, casi cuarenta años desde el momento cuando el también campeón triple coronado, Affirmed, lograra el título en el siglo anterior, en el año de mil novecientos setenta y ocho (1978). El ganador ha dejado plasmada su clase y ha logrado escribir unas cuantas líneas adicionales en la historia universal de los caballos pura sangres de carrera. Alegría desbordante por doquier, cámaras, fotos, entrevistas y espacios televisivos no dejaran de parar durante cierto tiempo, haciéndole loas al campeón, American Pharoah, y a todos los involucrados. Por su parte nuestro representante Víctor Espinoza (México) se convirtió en el primer jinete latinoamericano en ganar la triple corona del hipismo norteamericano.

Es el momento de seguir disfrutando del logro. Éxitos y más éxitos es el deseo de todos,  es nuestro deseo  como amantes del hipismo incluyendo a nuestro equipo, el equipo de Blood Horse en español. Adelante como siempre. El momento es efímero, pero la gloria es para siempre. ¡Arriba! American Pharoah ya hiciste historia.

Belmont Stakes (Gr I) 2015

http://www.bloodhorse.com/horse-racing/race/USA/BEL/2015/6/6/11/belmont-s-presented-by-draftkings-gr-i

Por Roberto L. Rodriguez y Eloy Vielma

Fotos Sylvia González

Video vía Blood-Horse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *