KEANE SE CRECIÓ EN EL GRAN PREMIO DARDO ROCHA

Por Enrique Salazar
Hipismo Internacional – Argentina
Imagen

Photo credits Gus Duprat

​Logrando su 3ª victoria clásica al hilo, el valiente Keane respondió plenamente al favoritismo de la afición y los entendidos, mostrando guapeza y consistencia, al dominar el recorrido del Gran Premio Dardo Rocha (G1) de punta a punta y en tiempo récord de 2:28.48 (12 furlongs) (2400m).

El día más importante de la temporada en el Hipódromo de La Plata se celebró con tribunas llenas y con una infraestructura totalmente recuperada, al punto que lucía como si fuera un coso nuevo. Seis meses bastaron para poner en valor al hipódromo que se sitúa en la capital de la Provincia de Buenos Aires. A todo ello se le sumó un espectáculo hípico de primera (16 carreras), con la disputa de 2 clásicos G1 y dos clásicos G2.

El protagonismo, sin dudas, fue para el Gran Premio Dardo Rocha (G1), que ofrecía un premio récord de $153.333 al ganador. Programado para las 20 horas (8:00 pm), la partida se dio sin retrasos. En velocidad surgió a marcar el paso Beachcomber (Incurable Optimist en Jaunty Gale, por Tiger Ridge), aprovechando su puesto de salida junto al riel. Sin embargo, con mucha comodidad, desde el puesto 6, Keane (Equal Stripes en Krysia, por Matty G) se puso a su costado y dominó sin esfuerzo, dejando parcial inicial de 25.60 (2 furlongs)(400m).

Ya desde los primeros metros Romaño (Roman Ruler en Limusina, por Roy) se ubicó 3º y seguía a los dos nombrados, por delante de Río Vettel (True Cause en Regal Compact, por Honour and Glory), 2º en esta prueba en 2014, y Harlan’s Blue (Harlan’s Holiday en Hint of Blue, por El Prado). En 49.73 (4 furlongs)(800m) y 74.28 (6 furlongs)(1200m), Keane se mantenía en punta sin presión, así que pisando la milla (98.29), su jinete pisó el acelerador y el cuatroañero respondió, obligando a Romaño y Río Vettel a apurar el paso detrás de él.

Sólo Romaño pudo acercarse a Keane, colocándose a 2 cuerpos en plena recta final. Exigido por Eduardo Ortega Pavón, que sacaba a relucir su mejor estilo, Keane contuvo con solidez el insistente ataque de su rival, cruzando con clara luz la meta. Romaño cayó con honores a poco más de 1 cuerpo, luego de tratar con todo a lo largo de la recta final, mientras que lejos en el 3º se clasificó, en remate final, Hortensius (Offlee Wild en Hondartza, por Engrillado), superando por poco al único tresañero de la prueba, Solo un Momento (Orpen en Salsa Inglesa, por Roy).
Para Keane fue su 1ª victoria clásica G1, la 3ª de nivel clásico en forma consecutiva y la 4ª en fila. De esta manera, acumula récord de 6-0-1 (9 acts.) y elevó sus premios a $233.308. El aún potro de 510 kilos de peso físico, venía de triunfar en el Clásico Organización Sudamericana de Fomento del Purasangre de Carrera (G3, La Plata, 11 furlongs, 2:15.57, octubre/10) y antes había vencido en el Clásico Stud Book Argentino (L, La Plata, 2200m, 2:17.78, agosto/28).

Ganador en su debut sobre 1400m (1:22.17) en Palermo el año pasado, su 2ª salida ocurrió en el Gran Premio Carlos Pellegrini (G1) figurando 7º en un lote de 20 competidores. Luego de un paro de 5 meses reapareció ganando sobre 1800m (1:47.68) y regresó al nivel clásico, arribando 4º en el Gran Premio Estrellas Classic (G1), el pasado 25 de junio. Arribó 3º en el Clásico Cocles (L, San Isidro, 2400m, julio/16), el presentado por Lucas F. Gaitán inició la racha victoriosa que tiene hoy su tope en el “Dardo Rocha” (G1).

Keane es hijo del consolidado semental argentino Equal Stripes (Candy Stripes en Equity, por Equalize), padre de 24 ganadores clásicos (5,9%) con 9 producciones en edad de correr, incluyendo 9 ganadores clásicos G1, el 38% de sus ganadores clásicos. Viene a ser además el 2º ganador clásico G1 que produce su padre en esta temporada, convirtiéndose en su hijo mayor productor de dinero. La madre de Keane es la también argentina Krysia (06, Matty G en Krisby, por Most Welcome), ganadora del Gran Premio Enrique Acébal (G1, San Isidro, 2000m, grama, 2:06.49). No tiene claroscuros en su genética este nacido y criado en Haras “La Manija”, que defiende los colores del Stud “Santa Elena”.

En su patrón de cruce, abierto en sus primeras 4 generaciones, definible como Blushing Groom-Seattle Slew, se observa un triple linebred, en este caso, (5×5)x5, al extraordinario Northern Dancer (Nearctic en Natalma, por Native Dancer), a través de 3 fuentes distintas, todos sementales: Lyphrad (en Goofed, por Court Martial); Be My Guest (en What a Treat, por Tudor Minstrel); y Northern Jove (en Junonia, por Sun Again). Adicionalmente, siempre con 6 generaciones abiertas, se aprecian otros 2 benéficos linebreds: un 5x(6×6) al poderoso Nasrullah (Nearco en Mumtaz Begum, por Blenheim II), de quien desciende por línea paterna; y un 6×6 al Campeón Dosañero inglés Tudor Minstrel (Owen Tudor en Sansonnet, por Sansovino), padre de 44 ganadores clásicos, incluyendo a la Campeona tresañera What a Treat (62, en Rare treat, por Stymie), la madre de Belong To Me, una de las 3 fuentes de Northern Dancer en este pedigree.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *