Jackie’s Warrior desplegó su gran velocidad en el Pat Day Mile G2

Por Enrique Salazar

Cortando una racha negativa de dos derrotas, posteriores a sus vibrantes triunfos en los consagratorios Hopeful S. (G1, $250,000) y Champagne S. (G1, 250,000), en septiembre y octubre del año pasado, el castaño Jackie’s Warrior (Maclean’s Music) volvió a la senda triunfal, de regreso a la clásica milla, en el Pat Day Mile S. (G2, $500,000), dando cuenta de diez rivales. Bajo la conducción de su jinete oficial, el encendido Joel Rosario, con el cual ha triunfado en cuatro ocasiones, todas selectivas, el potro le permite la tercera victoria en la prueba al consagrado Steven Asmussen, ganador en 1996 (Valid Expectations) y en 2012 (Hierro), anteriormente, brindándole además la segunda victoria al propio Rosario, vencedor en 2013 (Forty Tales).

En una actuación llena de valentía y pundonor, Jackie’s Warrior, partiendo desde el puesto de pista dos, ante el retiro de Ultimate Badger (Commissioner), arrancó fuerte, buscando tomar la punta e imponer su reconocido estilo de correr. Encontró sin embargo oposición seria en los primeros metros del recorrido, pues Dream Shake (Twirling Candy), Dreamer’s Disease (Laoban) y Noble Reflection (Liam’s Map), intentaron evitar su dominio. Pero, apelando a su innata velocidad el potro aseguró la punta con un veloz 21.75 como primer parcial (dos furlongs), manteniendo un fuerte ritmo de carrera a la mitad del recorrido, cuando el reloj indicó 43.68 (cuatro furlongs). Siempre con los rivales cerca, Jackie’s Warrior enfiló con paso soberbio hacia el giro de la última curva y pasando los seis furlongs en 1:07.97, entró a la recta definitiva con un solo rival asediando sin descanso. Así, la recta final fue una batalla cerrada entre Jackie’s Warrior y Dream Shake, que demostraba por qué era el segundo favorito en la pizarra. Los dos potros se enfrascaron en un “toma y dame” increíble, siempre con Jackie’s Warrior dominando, respondiendo a plenitud a los pedidos del impecable Rosario, mientras a su costado Dream Shake hacía lo propio ante los pedidos de Flavien Prat, descontando de a poco la diferencia con el favorito. Pese a ello, la dureza de Jackie’s Warrior logró contenerle, manteniéndole a cabeza al momento de cruzar el disco de llegada, en registro total de 1:34.39, tras un final de 26.42 para los últimos dos furlongs.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *