Frio como el hielo.

Ante un aproximado de 50,000 personas que se dieron cita en el hipódromo de Saratoga, la mayoría de ellos para ver al triplecoronado American Pharoah tratar de romper el hechizo del Travers Stakes. El ejemplar Keen Ice tenía otros planes, conducido en forma magistral por el jinete venezolano Javier Castellano el hijo de Curlin arruinó la fiesta de #Pharoahtoga con un contundente triunfo en la competencia principal de la semana en el hipismo nacional. Entrenado por el siempre efectivo en las carreras clásicas Dale Romans, Keen Ice recorrió la distancia de dos mil metros en 2:01.57.
El cementerio de los triplecoronados dejó su huella una vez más, la edición número 146 del Travers Stakes tenía como protagonista principal al campeón American Pahroah quien al momento de la partida salió a marcar los parciales de la competencia. Frosted (Tapit) conducido por José Lezcano en sustitución de Joel Rosario se colocaba segundo, Smart Transition y Upstart seguían a los punteros mientras que Keen Ice se ubicaba en la quinta posición.

Después de pasar en un cómodo tren de 24.1 segundos el primer cuarto de milla, American Pahroah seguía en la delantera con Frosted acompañándolo esta vez mucho más cerca, a la altura de los ochocientos iniciales Keen Ice corría sexto pero a unos cinco cuerpos del líder. Cuando cruzaban el famoso poste de los 4 últimos furlones todos los jinetes llamaban a correr a sus cabalgaduras, la fuerte lucha seguía por la primera posición entre American Pharoah y Frosted mientras que Javier Castellano ubicaba a Keen Ice cerca del riel tratando de salvar la mayor cantidad de terreno posible.

En plena recta de las emociones y después de dejar 1:35.08 para la milla American Pharoah finalmente doblegaba las intenciones de Frosted pero era casi imposible contener el avance descomunal que tenía Keen Ice quien volaba por la parte externa con el líder en producción de los jinetes. El tiempo final fue de 2:01.57 para los dos mil metros, Keen Ice cruzó la meta en ganancia por ¾ de cuerpo sobre el American Pharoah quien cayó derrotado sin pena ni gloria. 
“Al principio de la carrera me dedique a seguir de cerca a los punteros, a la entrada de la recta final noté que corrían más lento. Esto sin duda lo aproveché con mi ejemplar quien tenía muchas fuerzas, la competencia prácticamente vino a nosotros. Seguí las instrucciones de mi entrenador y todo salió en forma excelente, estoy muy contento por ganar mi quinto Travers Stakes.” Javier Castellano. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *