Finite dominante en el Chilukki Stakes G3 con Ricardo Santana Jr.

FINITE - Coady Photo

FINITE - Coady Photo

Por Enrique Salazar.

La alazana Finite (17, Munnings en Remit, por Tapit) cortó con una mala racha de 3 derrotas consecutivas este sábado, 21 de noviembre, atropellando con eficacia desde los 600m finales, anexándose el 5º triunfo selectivo de su campaña, al lograr el triunfo en el Chilukki Stakes (G3, Churchill Downs, 1600m, $100,000), con holgura de 2-½ cuerpos. El triunfo se produjo sin sobresaltos, justificando plenamente el gran apoyo que tuvo por parte de pronosticadores y apostadores. Así, la potra se mantuvo invicta sobre la pista de Churchill Downs, donde obtuvo sus dos primeras victorias selectivas en octubre y noviembre del año pasado, en sus dos primeras salidas en esta pista, a saber, el Rags to Riches Stakes (1600m, 1:35.53) y el Golden Rod Stakes (G2, 1700m, 1:45.99), éste su 1ª victoria de grado.

Partiendo desde el puesto de pista dos, el jinete Ricardo Santana Jr. no tuvo ninguna duda y pronto tomó control de Finite, dejando que las más veloces se fueran al frente, mientras él buscaba una ubicación libre de probables conflictos a la hora del remate, ubicando septima a la amplia favorita de la prueba, mientras unos 6 cuerpos adelante, Risky Mandate (16, Strong Mandate en Paying Off, por Malibu Moon) marcaba el paso de la prueba en rápidos 22-3/5 (2 furlongs) y 45.59 (4 furlongs), seguida de cerca por la chilena Sanemus (16, Scat Daddy en Belgian Chocolate, por Tale of the Cat), en disputa con la 2ª favorita Grand Cru Classe (17, Bernardini en Christmas Lass, por Lemon Drop Kid), mientras Unique Factor (16, the Factor en Try to Catch Her, por Brolen Vow) les acechaba desde la 4ª posición. Pronto, pisando terrenos de los 600m finales, Santana Jr. puso a correr a Finite, accionando por la parte externa de todas sus rivales, pese a lo cual, descontó ventaja y ganó posiciones con claridad, entrando a la recta con tan sólo la chilena Sanenus por delante. Ésta, ganadora G1 en su país, trató de resistirse al ataque de la entrenada de Steven Asmussen, sin éxito, ante la solvencia del paso final de la potra, que dominó en los 150m finales con claridad.  Intentando acercarse a ellas sin mayor peligro, Whoa Nellie (16, Orb en Allegheny Angel, por Medaglia d’Oro), adosada al riel, se quedó con el , controlando fácilmente el remate de Gold Standard (16, Medaglia d’Oro en Mi Vida, por Distorted Humor), que se clasificó , mientras las veloces se entregaron al final, siendo la mejor de ellas, Gran Cru Classe que arribó 5ª, con poco lucimiento. El tiempo final fue de 1:35.53, tras un remate de 24.72 para los 400m finales.

Leer la noticia completa en DRF en Espanol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *