ÚLTIMAS NOTICIAS

EL PLACER DE VER GANAR A SONGBIRD FUE LO ATRACTIVO DEL DELAWARE H. (G1)

Por Enrique Salazar
Imagen

Photo credits Penelope Miller

​Ante un lote no calificado para competir con ella, la Campeona Songbird (Medaglia D’Oro en Ivanavinalot, por West Acre) realizó el trámite necesario para que el Delaware H. (G1, Delaware Park, 10 furlongs, $750,000) pueda ostentar su nombre en la lista de sus ganadores. Sin embargo, la campeona no triunfó con su acostumbrado estilo dominante, por el contrario, se vio asediada por Martini Glass (Kitalpha en Glassy, por Run Softly), cuatroañera como ella, y debió ser castigada por Mike Smith para mantenerla firme en la punta y asegurar la victoria por algo más de 1 cuerpo.
​Era apenas la 2ª ocasión en su campaña que la magnífica Songbird competía en la distancia de 10 furlongs. La vez anterior fue en el Alabama S. (G1, Saratoga, agosto/20), prueba que ganara por 7 cuerpos en tiempo de 2:03.00. Algo similar esperábamos muchos, pero no fue lo que vimos. Partiendo con soltura, como es su costumbre, la Campeona salió a ponerle sabor a la acción y se puso en punta en parciales parejos de 24.1 (2 furlongs) y 48.1 (4 furlongs). Para el 2º parcial ya Martini Glass pasaba claramente al 2º lugar y, a partir del tercer cuarto de milla (6 furlongs), comenzó a presionar “irrespetuosamente” a la Campeona, que llevada con comodidad por Smith parecía que despegaría en cualquier momento. Pero, de nuevo, ello no ocurrió.

​​Girando el codo final, la milla (8 furlongs) quedó registrada en 1:37.2 y la ahora peligrosa Martini Glass se mantenía presionando a Songbird, mientras que, 2 cuerpos atrás, también lucía con chance la veterana Line of Best Fit (Trajectory en Dan’s Duchess, por Domasca Dan). En plena recta final, sufrimos la insistencia de Martini Glass y vimos a Smith apelar al látigo con mano izquierda. Temimos lo peor, pero Songbird tiene un corazón de oro y éste se mantuvo brillando en los 200m finales, conteniendo a su rival. No se le escapó pero tampoco le dejó acercarse más de lo logrado a mitad de recta. Ganó Songbird y respiramos de nuevo. Sin su estilo normal, en una prueba vacía, algo de preocupación nos abrumó por momentos, pero la celebración de los allegados nos trajo de nuevo al triunfo, que fue lo que pasó. Songbird alcanzó su 2ª victoria del año, venciendo en 2:03.4 (10 furlongs), lo cual indica que recorrió los 2 furlongs de la recta decisiva en un poco vistoso 26.2, aunque en aquel Alabama S. (G1) que citamos hace un rato remató en 27”. Ahora finalizó mejor, pero exigida. Aquella vez no. En todo caso, puso su récord impresionante en 13-1-0 (14 acts.), que por una mínima nariz no es 14-0-0. Sus premios suman ahora $4,562,000. Cuáles serán los planes para con ella será una pregunta segura para Jerry Hollendorfer y Smith tendrá que advertirnos cómo la sintió. Mientras tanto, las otras, Martini Glass que hizo la carrera de su vida y Line of Best Fit, que para nada deslució con su 3ª colocación, anotarán con tinta indeleble esta carrera en sus récords.

​Hija del excelente Medaglia D’Oro (99, El Prado en Cappucino Bay, por Bailjumper), padre de 103 ganadores clásicos con 10 producciones en edad de correr, mostrando un 10,6% de ganadores clásicos versus corredores, Songbird mantiene la racha de victorias clásicas que viene manteniendo su padre, tanto en América como en Europa, donde ayer el inglés Talismanic (13, en magic Mission, por Machiavellian) se impuso en el Prix Maurice de Nieuil (G2, Saint-Cloud, 14 furlongs, grama, 2:58.40). Tanto él como Songbird responden al poderoso nick Northern Dancer-Mr. Prospector. La Campeona muestra un pedigree libre de repeticiones dentro de las primeras 4 generaciones, presentando un triple linebred al extraordinario Northern Dancer (61-90, Nearctic en Natalma, por Native Dancer), en fórmula 4x(6×5), a través de 3 grandes sementales, Sadler’s Wells (81, en Fairy Bridge, por Bold Reason), Nijinsky II (67-92, en Flaming Page, por Bull Page) y Vice Regent (67-95, en Victoria Regina, por Menetrier). Interesante que Medaglia D’Oro mantiene la efectividad que mostraba su abuelo paterno al cruzar con yeguas que cargaban genes del líder semental Never Bend (60-77, Nasrullah en Lalun, por Djeddah), produciendo así la duplicación de la matrona Lalun (52, en Be Faithful, por Bimelech), tal como ocurre en el caso de Songbird, cuya 3ª madre es nieta paterna de Never Bend, por lo que ostenta la benéfica repetición presente en múltiples campeones hijos del gran Sadler’s Wells.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.