ÚLTIMAS NOTICIAS

DREAM PAULINE APROVECHÓ LA BARANDA PARA GANAR EL HURRICANE BERTIE

Por Ramon Brito
Imagen

Coglianese Photo

Amparada en una inteligente conducción por parte de Javier Castellano, Dream Pauline pasó de viaje por primera línea para lograr su primera victoria selectiva en el Fasig-Tipton Hurricane Bertie S. (G3, $150K), dentro del marco festivo de la Pegasus World Cup. La linajuda hija de Tapit que entrena Kiaran McLaughlin se benefició de su cercanía al riel para pasar de viaje a la entrada de la recta decisiva y asegurar el triunfo.
Ya sin lluvia, pero con una pista bastante mojada, el lote de ocho yeguas inició la ruta de 1400 metros con Blamed en la vanguardia, acosada desde el vamos por Stormy Embrace y Victory Rally. Bastante cerca accionaba por fuera Pacific Gale, mientras que Castellano quedaba detrás de ellas, esperando espacio para entrar en acción. La prueba se desarrolló en parciales de 22.58 y 45.18. Blamed trataba de mantenerse en la punta, pero la presión de Pacific Gale – 40-1 en las apuestas – era fuerte. Stormy Embrace seguía en la lucha, y Dream Pauline inició su avance luego de que su jinete pudo acercarla a la baranda.

La vencedora aceleró en el codo final al comando de Castellano. En cuestión de segundos la carrera estaba resuelta. Dream Pauline tomó vuelo en la delantera, dejando 1:09.50 para los 1200 metros, y cruzó la meta con clara ventaja sobre Pacific Gale, que en muy buena demostración logró el placé. Stormy Embrace pudo mantener el tercero mientras que la campeona Shamrock Rose, ganadora de la Breeders’ Cup Filly and Mare Sprint y galardonada con el Eclipse Award, no se sintió cómoda en el fango, alcanzando apenas el cuarto lugar. El tiempo global para 1400 metros fue de 1:21.45.​


​“Estábamos esperando una carrera como esta,” había dicho antes de la prueba el entrenador
Kiaran McLaughlin. “Ella lo ha hecho todo bien y no tengo dudas de que la distancia adicional será de su agrado.” Da la impresión de que la nieta de Wild Rush puede ir incluso más allá de la milla.


“Fue un viaje de ensueño, como el nombre de la yegua,” dijo Castellano. “Quiero destacar el trabajo del equipo del señor McLaughlin y agradecer la oportunidad de conducir a esta gran corredora. De paso, la pista está en muy buena condición, a pesar de tanta lluvia. El trabajo de mantenimiento ha sido excelente,” concluyó.

Defensora de los colores de sus criadores, Stonestreet Stables, Dream Pauline ha logrado cuatro triunfos en tan solo cinco actuaciones, con producción de poco más de 240 mil dólares. Es una yegua versátil que puede correr en la delantera o venir al acecho, tal como lo hizo esta vez, y a la que seguramente veremos en compromisos más importantes en el futuro cercano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.