DICKINSON GANÓ UNA DE PELÍCULA EN EL JENNY WILEY 

Por Enrique Salazar
Imagen

Photo credits Tricia Warrens @ElPotroRoberto.com

​A ½ furlong para el final nadie se arriesgaba a decir, no que ganaba Dickinson (Medaglia D’Oro en Little Belle, por A.P. Indy) , sino que perdía la Campeona Lady Eli (Divine Park en Sacre Coeur, por Saint Ballado). Y es que esta había pasado a dominar en los 300m finales con su acostumbrada atropellada, mientras, al mismo momento, Dickinson, que intentaba pasar por entre las dos rivales punteras, debió levantar, retrasar y buscar afuera. A los ojos de todos perdió su chance y en la realidad muy pocos caballos son capaces de superar un tropiezo como ese, en plena recta final, cuando todos hacen correr en firme, y menos ante un ejemplar de la calidad y el corazón de Lady Eli. Pero esto es quizás lo más encantador del hipismo: que las vemos todas y ninguna es igual a otra… ¡ni las repeticiones!

​De manera inenarrable, Dickinson nunca dejó de correr. El inconveniente tampoco amilanó a Paco López, que mostró serenidad y arrojo. Armado con la clásica chaquetilla azul de Godolphin, el efectivo jinete siguió apilado y en ritmo con la hija del valioso Medaglia D’Oro (99, El Prado en Capuccino Bay, por Bailjumper), logrando ambos un avance espectacular que eliminó la ventaja que traía Lady Eli, en tan solo ½ furlong, y le quitaron el manjar de la boca a la Campeona y a los aficionados que la hicieron favorita. Obtenía así la consistente Dickinson su 3ª victoria clásica de la temporada y el primer triunfo G1 de su campaña, demostrando gran mejoría a sus 5 años. Aún perdiendo, la valiente Lady Eli no lo mereció. Hizo todo bien, pero su rival corrió más al final.

En la prueba, ambas, Dickinson y Lady Eli corrieron colocadas, detrás de la velocidad. La de Godolphin accionando 3ª, junto a la baranda, poco menos de 2 cuerpos atrás de las punteras Catch A Glimpse (City Zip en Halo River, por Irish River), que no es la misma, e Illuminant (Quality Road en Sparkling Number, por Polish Numbers), mientras que lady Eli se movía 5ª, justo detrás de Dickinson. Entrando a la recta final, Lady Eli logra salir afuera por el espacio que deja Dickinson que se lanzó directo contra a las punteras, quedando atrapada entre ellas. Faltaban 300m y lo demás es historia ya contada arriba. Dejaron marca de 1:41.98 (8-½ furlongs), rematando el último ½ furlong en 5.97, pues Lady Eli dejó la milla (8f) en 1.36.01. Increíble. Al menos mereció empate… 


​Dickinson
dejó su campaña en 7-1-2 (14 acts.), colocando sus ganancias en $604.316. Tal récord demuestra que se trata de una efectiva corredora, que se ha convertido en ganadora clásica en 2017, teniendo en su haber el Suwanee River S. (G3, Gulfstream Park, 9 furlongs, grama) y el Hillsborough S. (G2, Tampa Bay, 9 furlongs, grama), antes de la presente victoria. La victoria resulta ser la 1ª en esta prueba para todos, propietario, entrenador y jinete.

Hija del notorio Medaglia D’Oro, la ganadora forma parte de la legión de 100 ganadores clásicos (10,7%), producidos por su padre en 10 producciones con edad de correr. Además, Dickinson es hija de la recordada Little Belle (05, en Dubai Belle, por Mr. Prospector) que con idénticos colores se impusiera en el Ashland S. (G1) y figurara 2ª en las Kentucky Oaks (G1) y en las Coaching Club American Oaks (G1), perteneciendo a la extraordinaria familia del Caballo del Año y destacado semental Mineshaft (99, A.P. Indy en Prospectors Delite, por Mr. Prospector), siendo su 3ª madre la múltiple Campeona en Europa Flagbird (91, Nureyev en up The Flagpole, por Hoist The Flag).

Respondiendo a un patrón de cruce Northern Dancer-Seattle Slew, en el pedigree de Dickinson se destaca el factor Rasmussen a la extraordinaria matrona Special (69-99, Forli en Thong, por Nantallah), 5×5, que se genera gracias a la reunión de los valiosos hijos de Northern Dancer (61-90, Nearctic en Natalma, por Native Dancer), y brillantes sementales, Sadler’s Wells (81, en Fairy Bridge, por Bold Reason) y Nureyev (77-01, en Special), nieto e hijo de la excepcional yegua, respectivamente. Por supuesto, ello también produce la duplicación de Northern Dancer, en este caso, en fórmula 4×5.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *