ÚLTIMAS NOTICIAS

Caos en el Centro de Entrenamientos San Luis Rey

Por Roberto L Rodriguez
Imagen

Foto San Luis Rey Training Center / Facebook

​“Lilac” continuó azotando ciertas áreas de California causando daños materiales de cientos de miles de dólares. Avanzada la tarde del jueves, el Centro de Entrenamientos de San Luis Rey fue otra víctima de las implacables llamaradas producidas por este incendio forestal, cientos de purasangres alojados en este establecimiento galoparon frenéticamente tratando de escapar.
Aterrados, la estampida producida por estas hermosas criaturas que hacía retumbar las instalaciones de entrenamiento de San Luis Rey Downs de Bonsall, relinchando, poniendo los ojos en blanco y aullando a través del denso humo mientras el fuego consumía rápidamente los graneros donde habían pasado la mañana disfrutando de su vida cotidiana.

El incendio llegó al extenso complejo de 500 puestos en Camino Del Rey, aproximadamente a una milla al este de la autopista 76 un poco antes de las 2 p.m., lo que provocó llamadas al sistema público cada vez más frenéticas para mover los caballos a la pista de una milla de la instalación. Al principio, la evacuación del establo fue ordenada, con entrenadores haciendo todo lo posible para persuadir al brillante y musculoso grupo de un ligero aumento que conectaba los establos con la pista.

Pero el viento se levantó repentinamente, provocando ascuas hacia el oeste en techos de granero, envolviendo toda el área en espeso y asfixiante humo. Se estima que al menos 25 ejemplares fallecieron producto de esta tragedia y otros sufrieron lesiones producto de las llamas. Sin embargo, en medio de esta triste noticia, decenas de valientes voluntarios se sumaron a la labor de rescate, veterinarios, entrenadores, asistentes de entrenadores, caminadores y cuidadores entre los que se encontraba un joven llamado Leo Tapia, quien con mucha valentía corrió hacia uno de los establos arriesgando su propia vida tratando de liberar a la mayor cantidad de ejemplares posible al mismo tiempo animaba a otros compañeros a hacer lo mismo. Un acto heroico que nos recuerda cuan importante son estas personas en nuestra industria, los cuales merecen ser reconocidos con mayor frecuencia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.