BREAK EVEN MANTIENE SU INVICTO CON SENSACIONAL SPRINTADA EN EL EIGHT BELLES STAKES

Por Roberto L Rodriguez

​En una brillante demostración, la tresañera
Break Even saltó a la delantera y no dejó chance a sus rivales para ganar de punta a punta el Eight Belles Stakes (G3, $250,000), carrera de 1400 metros que fue parte de la festiva jornada de la Kentucky Oaks (G1) en Churchill Downs. Conducida por Shaun Bridgmohan, la pupila de Brad Cox respondió a cabalidad en su primera carrera de grado manteniendo su invicto, ahora de cuatro triunfos.


Nueve potrancas se dieron cita en el Eight Belles, con Break Even como tibia favorita en proporción de 2-1. La hija de Country Day saltó a la delantera y en pocos segundos puso unos tres cuerpos de ventaja. Take Charge Angel y Mother Mother salieron en persecución, mientras que Lyrical Lady, Bell’s the One y Bizwhacks ocupaban las siguientes posiciones.

​Break Even
impuso un severo ritmo de carrera, pasando en 22.08 los primeros 400 metros y completando la media milla en 44.14. Ya en la curva lejana la puntera extendía su ventaja a unos cinco cuerpos. Take Charge Angel fue la primera en abandonar la carrera, luego lo hizo Lyrical Lady. Entre tanto, Bridgmohan se limitó a mantener alerta a su conducida, que seguía en veloz carrera al entrar a la recta decisiva.


Pudiera decirse que Break Even nunca fue amenazada en el recorrido. Luego de dejar 1:08.88 en los 1200 metros, la castaña continuó firme hacia la meta, logrando el triunfo con unos cinco cuerpos de ventaja sobre Bell’s the One, la outsider de la carrera que logró el segundo en muy buena demostración. Detrás de ella, Queen of Beas, Proud Emma y Bizwhacks muy agrupadas arribaron tercera, cuarta y quinta, respectivamente. Mother Mother, Del Mar May, Lyrical Lady y Take Charge Angel completaron el lote. El tiempo final fue de 1:22.13 para los 1400 metros.

“Muy buena yegua. Ella hizo el trabajo,” comentó el jinete Shaun Bridgmohan luego de la carrera. “Sabía que íbamos muy rápido, pero ese fue su ritmo sin necesidad de que la presionara. me siento agradecido por esta oportunidad de volverla a montar.”

Por su parte el entrenador Brad Cox añadió: “Ella es el tipo de ejemplar ideal para entrenar. Tiene un magnífico carácter, es muy dócil, ni se inmuta con la cercanía de la gente. Me preocupaba el nivel de la competencia, pero ella nos respondió.”

Invicta en cuatro presentaciones, Break Even es crianza de sus propietarios Richard y Bert Klein. Con su triunfo elevó sus ganancias a $288,600, y luego de haber visto este impresionante desempeño no es descabellado pensar en que la nieta materna de Saint Ballado pueda ser protagonista de las carreras más importantes para sprinters en un futuro muy cercano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *