Atzeni “reinó” en Woodbine: LA FRANCESA SHEIKHA REIKA SE IMPUSO EN EL E. P. TAYLOR S. (G1)

Por Enrique Salazar
​Foto: Woodbine Racetrack

Para Andrea Atzeni su pasada por Woodbine (Toronto, Canadá) este sábado, 13 de octubre, será una jornada inolvidable. Haciendo gala de su categoría de jinete mundialista, el italiano se lució obteniendo el triunfo en el par de clásicos G1 disputados en el reputado hipódromo canadiense. Poco menos de 40 minutos después de vencer en el Canadian International S. (G1, 1400m, grama, 2:28.88) sobre la silla del castrado irlandés Desert Encounter (12, Halling en La Chicana, por Invincible Spirit), supo guiar con precisión a la potra francesa Sheikhs Reika (15, Shamardal en Screen Star, por Tobougg) a la obtención de su 1ª victoria clásica G1, imponiéndola en el importante E. P. Taylor S. (G1, Woodbine, 2000m, grama, 2:05.10).
En esta ocasión, las acciones de la carrera se le presentaron más sencillas a Atzeni, pues su conducida, una entrenada de Roger Varian, saltó presta del aparato y se ubicó rápidamente entre las primeras, quedándose 4ª, controlando las acciones de las más veloces, a las que encabezó durante largo trechoStarship Jubilee (13, Indy Wind en Perfectly Wild, por Forest Wildcat). Marcando un tren de carrera muy cómodo, la puntera agenció parciales iniciales de 26.77 (400m) y 52.68 (800m), dominando con luz de 2 cuerpos a la favorita Santa Mónica (13, Mastercraftsman en Zacchera, por Zamindar) y a Proctor’s Ledge (14, Ghostzapper en Archstone, por Arch), éstas guiadas por los líderes jinetes en USA, José Luis Ortiz John Velásquez, respectivamente. Detrás de ellas, esperando su momento, a poco más de 1 cuerpo, accionaba Sheikha Reika. Sin cambios visibles, la prueba se fue acercando a sus tramos decisivos, con parciales de 1:17.68 (1200m) y 1:41.66 (1600m. Cerrando el giro de la última curva, Starship Jubilee ejercía sólido dominio y rechazaba con solvencia el ataque de sus dos principales seguidoras, Santa Mónica y Proctor’s Ledge, e incluso el avance de Sheikha Reika, que abierta, comenzó a ser exigida a fondo por Atzeni. Sin ninguna intención de ceder la puntera lució crecida hasta más allá de mitad de la recta.

​Sin embargo, ya en los 200m finales, la insistencia de Atzeni, arreando y estimulando a su conducida con rigor desde los 500m finales, surtió efecto y, de pronto, acabó con la ventaja de la puntera y se vino al liderato, siempre controlando la presión de su “paisana” Golden Legend (14, Doctor Dino en Gold Harvest, por Kaldounevees), que se pasó toda la recta tratando de igualarle. Nunca lo pudo lograr porque Sheikha Reika nunca bajó su nivel de atropellada y se sostuvo hasta la meta en ganancia, obligando a su rival a conformarse con la 2ª posición, mientras que la favorita Santa Mónica, con una tardía reacción, se puso 3ª superando a una agotada Starship Jubilee, que rindió tributo a su esfuerzo de liderar la prueba desde el vamos.

Para Sheilha Reika, francesa con campaña en Inglaterra, fue su 1ª victoria clásica de grado, debutando incluso en pruebas clásicas de grado. Así, ahora ganadora G1, suma ya 3 victorias en una corta campaña de apenas 8 salidas, que se completa con 4 segundos y un 4º lugar, lo cual habla de la consistencia de su desempeño. Para la potra, este triunfo viene a ser su 2º triunfo clásico consecutivo, pues llegó a la carrera luego de vencer facilmente en el John Musker S. (Listado, Yarmouth, 2000m & 23 Yds, grama, 2:04.42), su primer triunfo clásico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *