Medina Spirit, Bob Baffert y John Velazquez se agigantaron en el Kentucky Derby G1

Por Enrique Salazar

El “plebeyo” entre las diecinueve joyas equinas que participaron en el 147º Kentucky Derby (G1, $3,000,000), el yearling de apenas $1,000, único representante de la rica cuadra de Bob Baffert, el zaino Medina Spirit (Protonico), se ganó definitivamente el respeto de propios y extraños triunfando de manera sensacional en el Derby de las Rosas. Si, Baffert lo volvió a hacer y, de nuevo, con la yunta del consagrado John Velazquez, ganador ayer de las Kentucky Oaks (G1, $1,250,000) y hoy del Derby, como para que nadie le dispute quien fue el más destacado de las clásicas jornadas de este fin de semana en Churchill Downs. Medina Spirit volvió a correr de la manera en que realizó sus mejores carreras, aquel inolvidable Robert B. Lewis S. (G3, $100,000), que lo mostró con un “corazón de acero” y el resultado fue similar, volvió a surgir el latir de ese “corazón de acero” que tiene el nacido y criado en el estado de Florida.

Medina Spirit le brinda al carismático Bob Baffert su séptimo Kentucky Derby (G1), el segundo de manera consecutiva y nada menos que el cuarto de las últimas siete disputas del anhelado clásico, incluidos allí los triunfos de los triplecoronados Justify (Scat Daddy) y American Pharoah (Pioneerof the Nile). Ahora el “plebeyo” Medina Spirit toma la posta y, de buenas a primeras, se convierte en el único con posibilidades de Triple Corona entre sus pares. Para el puertorriqueño John Velazquez viene a ser su cuarto triunfo, desde que ganara por vez primera en 2011 (Animal Kingdom), y el tercero de los últimos cinco años, habiendo triunfado en 2017 (Always Dreaming) y el año pasado (Authentic).

“Clic” aquí para leer esta noticia completa

1 Comment

  1. Carlos Maillard dice:

    Buen comentario que nos deja un sabor de sorpresa que existe en toda competencia de caballos de carrera y sobretodo cuando estas son importantes competencias clasicas, se mezclan la calidad del caballo en si-no importando su pedigree- el buen ojo para adquirirlo con la esperanza latente, la sapiencia del entrenador afianzada por años de experiencia y la calidad del jinete, mas un poquitin de suerte. Bien por Bob, por Johnny y aplausos al corazon y calidad de Medina Spirit. Yo le jugue y acerte la DD.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *