Hot Rod Charlie y su reto del Kentucky Derby

3/20/2021 - Hot Rod Charlie 9 right) with Joel Rosario aboard leads the pack into the stretch and goes on to win the 108th running of the $1,000,000 Grade II Louisiana Derby at Fair Grounds. Hodges Photography / Jan Brubaker

Por Enrique Salazar.

Hot Rod Charlie (Oxbow) se ubica segundo en el listado casi definitivo del llamado “Camino al Kentucky Derby (G1)” con 110 puntos. Para ello debió remontar un valeroso debut como 3 años el pasado treinta de enero, cuando arribó tercero, en un final espectacular, en el Robert B. Lewis S. (G3, $100,000), donde participó como favorito, pues su actuación anterior era, nada menos, que un segundo lugar en la Breeders’ Cup Juvenile (G1, $2,000,000), escoltando al Campeón generacional Essence Quality (Tapit), por cierto, quien nuevamente le supera en la lista previa al Derby de las Rosas, acumulando 140 puntos. Ese traspiés, lo dejó atrás Hot Rod Charlie con una impresionante actuación en el Louisiana Derby (G2, $1,000,000), sobre la arena de Fair Grounds, el pasado veinte de marzo, cuando se mandó un carrerón, liderando de punta a punta la prueba, para ganar al galope, de paso, en tiempo récord para los nueve furlongs y medio (1900 metros) de 1:55.06. Allí capturó 100 puntos que le aseguraron la posición que hoy ocupa en el Camino al Derby.

Con ese triunfo, Hot Rod Charlie emulaba a su padre Oxbow (Awesome Again), triunfando en un evento selectivo disputado sobre nueve furlongs y medio. En el caso de Oxbow ese triunfo se produjo en el Preakness S. (G1, $1,000,000), segundo tramo de la Triple Corona, su actuación posterior a su intervención en el Kentucky Derby (G1), donde batalló todo el trayecto, accionando entre los punteros al inicio, para luego a mitad de carrera quedarse sexto, reaccionando desde los 800m finales de carrera, logrando entrar a la recta de las emociones luchando por el comando de la prueba. Sin embargo, a partir del último furlong, no pudo igualar el ritmo de los rematadores y cedió posiciones para figurar sexto, por delante de otros trece rivales. Nunca estuvo más allá del sexto en toda la prueba. Posteriormente, Oxbow figuraría segundo en el Belmont S. (G1, $1,000,000), escoltando a Palace Malice (Curlin), el mismo rival que quebró con facilidad en el Kentucky Derby (G1) en pleno codo final, y superando a Orb (Malibu Moon), quien fuera el vencedor del Kentucky Derby (G1). Es interesante notar la similitud de accionar que ha enseñado Hot Rod Charlie respecto a su padre, cuyo triunfo en el Preakness S. (G1) se produjo en el mismo estilo que ejecutaría, a la perfección, el potro en el Louisiana Derby (G2).

Como semental Oxbow, a la fecha, con cuatro producciones activas, suma seis ganadores selectivos, un 2,3 % de sus corredores, y sólo uno de ellos ha triunfado por encima de los nueve furlongs (1800 metros), por supuesto, Hot Rod Charlie. Pero más definitorio aún, el joven padrillo acumula 151 ganadores al presente, un 58 % de sus corredores, de los cuales el 99,5 % no ha podido vencer en 1800 metros o más distancia, es decir, sólo uno, Hot Rod Charlie. Es más, nada más que el 14,4 % de ellos han obtenido triunfo sobre la milla (1600 metros) o más recorrido. Este factor estadístico atenta contra el chance teórico de Hot Rod Charlie en el Kentucky Derby (G1), sin embargo, al mismo tiempo podría ejercer el rol del “distinto” en el conjunto de la prole de su padre, eso que llaman “la excepción que justifica la regla”.

“Clic” para leer esta noticia completa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *