TIZ THE LAW ABRE LA TRIPLE CORONA DE 2020 CON UN AUTORITARIO TRIUNFO EN EL BELMONT STAKES

Tiz the Law - Belmont Stakes - Coglianese Photo

Tiz the Law - Belmont Stakes - Coglianese Photo

Por Ramon Brito.

Las carreras de caballos, siempre fascinantes, otorgan segundas oportunidades a quienes bien lo merecen. Hace 17 años, Funny Cide, entrenado por Barclay Tagg para los colores de Sackatoga Stable, caía irremediablemente derrotado ante Empire Maker en el Belmont Stakes (G1) de 2003, luego de haberse impuesto en el Kentucky Derby (G1) y en el Preakness Stakes (G1). En una suerte de reivindicación, y en un año totalmente atípico, el veterano entrenador de 82 años de edad y los entusiastas propietarios disfrutaron finalmente del triunfo en el Belmont Stakes (G1, $1,000,000) por intermedio de Tiz the Law, el gran favorito del clásico que esta vez se disputó en 1800 metros y que esta temporada es el primer peldaño de la Triple Corona norteamericana. Perfectamente conducido por Manny Franco, el hijo de Constitution fue mucho mejor que sus rivales de turno y se convirtió en el primer caballo criado en New York en ganar el Belmont desde que Forester lo hiciera en 1882.

La nómina de la competencia más emblemática de Belmont Park alcanzó a reunir a diez participantes, distante de los 16 que se esperaban en semanas anteriores. Tiz the Law partió desde el puesto 8, cotizado como favorito de 4-5 en las apuestas. Luego de un excelente brinco inicial, el castaño se acomodó tercero mientras que el veloz Tap It to Win salía a señalar el camino, tal como se esperaba. Fore Left lo persiguió desde el segundo, y Franco dejó correr a voluntad a su conducido. Jungle Runner, Pneumatic y Dr. Post marchaban a la expectativa en posiciones intermedias.

Tap It to Win dejó 23.11 para los primeros 400 metros y pasó la media milla en 46.16, un ritmo de carrera que lo convertía en un peligro, ya que no encontró oposición alguna en la delantera. De esto se percató Franco, quien puso en acción a Tiz the Law, que pasó al segundo en la curva lejana y se colocó en posición estratégica. Fore Left no pudo mantenerse en la pelea, Pneumatic y Modernist trataban de sostenerse, y desde el fondo Dr. Post se hacía mencionar descontando ventaja por centro de cancha. El parcial para los 1200 metros fue de 1:09.94.

A 600 metros para el final, Tiz the Law se acomodó a un cuerpo de Tap It to Win, que entonces se vio abrumado por el accionar del eventual ganador. En el codo final, Manny Franco se sintió tan confiado que se dio el lujo de voltear para ubicar a sus enemigos, a sabiendas de que el puntero ya no era rival. La carrera pareció estar decidida en ese preciso instante.

La recta final fue simplemente el escenario para el despliegue de poder del castaño, que de inmediato puso un par de cuerpos de ventaja a su favor. Franco volteó una vez más y recurrió al látigo sólo para mantener a su caballo en alerta. Dr. Post prosiguió en su largo remate, pasando al segundo, y Max Player atropelló por cuarta línea. Sin embargo, ninguno puso en peligro la victoria de Tiz the Law, que ante la vacía tribuna de Belmont Park cruzaba la meta con 3 ¾ cuerpos de ventaja sobre Dr. Post, que cumplió con un meritorio segundo lugar. Max Player lo hizo bien llegando tercero, con Pneumatic en el cuarto y un agotado Tap It to Win en el quinto. Luego arribaron Sole Volante, Modernist, Farmington Road, Fore Left y Jungle Runner. El ganador empleó 1:46.53 para cubrir los 1800 metros en dos codos en la rápida pista de arena de Belmont Park.

“Yo estaba confiado desde los 700 finales,” dijo un emocionado Manny Franco luego de consumada la victoria. “El caballo venía relajado, no me dio trabajo, venía fácil, y eso fue la clave de este triunfo.”

Con respecto al Kentucky Derby (G1) dijo, “Tengo el caballo para la carrera. Debo agradecer a los propietarios, al entrenador Barclay Tagg, a Robyn (Smullen, asistente de Tagg) y a todo el equipo. Yo estoy en buenas manos, ellos saben muy bien lo que hacen.”

“No voy a mentir. Estaba nervioso al principio, pero ya en la carrera tenía mucha confianza. Como dije, estoy en buenas manos.”

A sus 82 años, Barclay Tagg manejó con mucha tranquilidad el momento. “El caballo hizo lo que esperábamos. Desde mitad de carrera estaba confiado. Este triunfo significa todo para mí. Haber vivido lo suficiente para tener un caballo como este ha valido la pena.” 

Esta victoria ha colocado a Tiz the Law como el líder absoluto en la clasificación para el Kentucky Derby (G1) del venidero 5 de septiembre en Churchill Downs, con un total de 272 puntos. El hijo de Constitution en Tizfiz, por Tiznow, criado en New York por Twin Creeks Farm, tiene ahora cinco primeros y un tercero en seis presentaciones, con producción de $1,545,300 para los colores de Sackatoga Stable, sindicato encabezado por Jack Knowlton. Probablemente el valioso potro regrese a la acción en el Travers Stakes (G1) el 8 de agosto en Saratoga, antes de disputar la Carrera de las Rosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *