ARRANCAN CON ÉXITO LAS VENTAS DE NOVIEMBRE EN KEENELAND

Foto Keeneland

Hip 111, 2019 Keeneland November Sale / Foto Keeneland

Por Ramon Brito

Una prolongada jornada de más de seis horas marcó el inicio este miércoles de las ventas de Noviembre de Keeneland, un prestigioso evento que es considerado por criadores a nivel mundial como un referente de éste mercado. Las ventas de Noviembre abarcan doce sesiones, desde el miércoles 6 hasta el domingo 17, y para las mismas fueron registrados en catálogo un total de 4,572 purasangres que incluyen 2,059 yeguas madres, 105 prospectos de yeguas madres, 290 yeguas para correr o enviar a la cría, 93 caballos para correr o enviar a la cría, 84 caballos en edad de correr, cuatro padrillos, cinco prospectos de padrillos y 1,932 weanlings.

El evento comenzó con el selecto Libro 1, que incluyó en su catálogo a 284 ejemplares entre yeguas madres, prospectos de yeguas madres y weanlings. El precio más alto de la subasta lo alcanzó Take Charge Brandi (HIP 111), campeona dosañera de 2014. La hija de Giant’s Causeway está preñada por el triplecoronado Justify, y fue vendida en $3.2 millones a John Sikura de Hill ‘n’ Dale Farm. Take Charge Brandi es hermana materna de Omaha Beach, uno de los líderes de la presente generación de tresañeros. Por cierto, Hill ‘n’ Dale también adquirió al weanling de Take Charge Brandi, un macho por Tapit, en $600 mil.

La cuatroañera Eskimo Kisses fue el segundo precio más alto de la jornada, siendo vendida a Shadai Farm (Japón) en $2.3 millones. La nieta de la campeona Winning Colors ganó como tresañera el Alabama Stakes (G1) y está preñada por el campeón Curlin.

Otra que será enviada a Japón es Callback, una hija de Street Sense que en corta campaña como pistera ganó el Las Vírgenes S. (G1) de 2015. Siendo parte del dispersal de Elevage Bloodstock – al igual que Take Charge Brandi – la matrona fue adquirida por Katsumi Yoshida en $2 millones.

Una yegua que atrajo mucho interés fue Lil Indy, la madre de Maximum Security, múltiple ganador selectivo y aspirante al Eclipse Award como mejor tresañero de 2019. Nacida en 2007, la hija de Anasheed fue ofrecida en venta preñada por el destacado semental Quality Road, y alcanzó $1.85 millones para Summer Wind Equine.

El weanling más costoso fue un tordillo nacido el 17 de febrero, por Curlin en Barnee, por Macho Uno, primer producto de la yegua nacida en 2013. Fue vendido al propietario Larry Best (OXO Equine) en $750 mil.

Otro de los weanlings más atractivos fue una potranca del 14 de marzo, por War Front en la australiana Drifting Cube, por Encosta de Lago, que adquirió Glen Hill Farm en $650 mil.

De acuerdo a la información suministrada en la página web de Keeneland, la jornada del Libro 1 resultó en la venta de 158 ejemplares por un total de $68,147,000, lo que equivale a un promedio de $442,513.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *