IMPRIMIS SUPERA LA ADVERSIDAD PARA GANAR EN ATROPELLADA EL SHAKERTOWN STAKES

Por Ramon Brito
Imagen

Keeneland Racing


​Siempre se ha dicho que dar ventajas en una carrera corta puede ser la diferencia entre ganar y perder. En los 1100 metros del Shakertown Stakes (G2, $200,000), el ganador tuvo el peor inicio posible, pese a lo cual pudo alcanzar la prueba poco antes de la meta.

Hablamos de Imprimis, pupilo de Joseph Orseno que corrió como uno de los favoritos en esta competencia disputada el sábado 6 en Keeneland. El hijo de Broken Vow logró su séptima victoria, y de qué manera.


​Trece ejemplares de tres o más años fueron inscritos en el Shakertown, con
Bound for Nowhere como favorito e Imprimis como el segundo más jugado, en proporción de 5/2. En el momento de la partida, no pocos decretaron la derrota de éste último, que se fue de manos en el primer brinco, su jinete Paco López haciendo un formidable esfuerzo para no caer. Entre tanto, Bound for Nowhere salió con intención a la delantera, siendo acosado de cerca por Bay Muzik, Latent Revenge y la dupla de Peter Miller, Richard’s Boy y Conquest Tsunami. Imprimis marchaba entre los últimos, pero su jinete no abandonó la tarea y poco a poco comenzó a descontar ventaja.

Bound for Nowhere impuso su tren de carrera dejando 21.71 para los primeros 400 metros y dejando atrás a sus perseguidores. Entrando a la recta decisiva el pupilo de Wesley Ward parecía encaminado al triunfo luego de marcar 44.61 para la media milla. Los atropelladores se hicieron mencionar en los últimos 200 metros, pero entre ellos el que traía mejor acción era Imprimis, que con cada tranco reducía la diferencia que lo separaba del puntero. Luis Sáez hacía lo imposible por conservar la delantera, pero Imprimis fue muy, pero muy superior, toda vez que fue capaz de sobreponerse a su terrible partida para sacar pescuezo de ventaja sobre la meta, ante el asombro de los asistentes a Kenneland. Bound for Nowhere tuvo que conformarse con el lugar de escolta, superando por 2 ¼ cuerpos a Angaston y Chaos Theory, que llegaron casi iguales en tercer y cuarto puestos, respectivamente. Will Call ocupó el quinto lugar. El tiempo final fue de 1:02.33 para los 5 ½ furlongs.

Antes de la carrera el entrenador Joseph Orseno era optimista con su presentado. “Paco viene de ganar con él y se entendió a la perfección con Imprimis. Sabiendo que estaría disponible en Keeneland me pareció oportuno mantener la monta.”

Imprimis debutó como cuatroañero el año pasado, logrando vencer en sus dos primeras actuaciones. Ha sido llevado con mucha cautela, de allí que su campaña haya sido relativamente corta. Ahora el nieto de Put It Back acumula siete triunfos en nueve actuaciones, elevando sus ganancias a $382,338. Se ha consolidado como un especialista en los tiros cortos en pista de grama, y de mantenerse sano es mucho lo que puede esperarse del castaño el resto de esta temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *