CISTRON REGRESA AL CÍRCULO DE GANADORES CON RESONANTE TRIUNFO EN EL KONA GOLD STAKES

Por Ramon Brito
Imagen

Benoit Photo


​Cistron llegó al Kona Gold Stakes (G2, $200,000) con una cadena de diecisiete derrotas consecutivas. De hecho, para ubicar el último triunfo del pupilo de John Sadler había que remontarse al 15 de abril de 2017, cuando el hijo de The Factor se impuso en el Northern Spur S. en el óvalo de Oaklawn Park. De allí en adelante vino un prolongado letargo que incluyó una serie de actuaciones en grama en las que el cincoañero corrió bien, pero sin lograr la victoria. Así las cosas, Sadler decidió regresar al pupilo de Kosta Hronis a la arena en Santa Anita y lo inscribió ante cuatro rivales en los 1300 metros del Kona Gold con la monta del mexicano Víctor Espinoza.

Cotizado 6.80-1 en las apuestas – el segundo menos jugado – Cistron hizo de su retorno a la arena un rotundo éxito. El castaño saltó con mucha intención a la delantera y logró su cometido, ayudado además por la mala partida del favorito Dr. Dorr que no tuvo el mejor de los inicios. Con la primera línea a su disposición, Espinoza no dio tiempo para estrategias y rápidamente puso un par de cuerpos de ventaja sobre All Out Blitz. Zatter, Kanthaka y Dr. Dorr marchaban al unísono buscando la mejor ubicación posible.


​Cistron
impuso un sólido tren de carrera, dejando 22.07 para los 400 metros y 44.70 para la media milla. En la curva lejana Espinoza lo dejó correr a sus anchas, despegándose más de sus cuatro enemigos, que poco o nada hacían para comprometerlo. Antes del giro final era predecible que Cistron sería inalcanzable.


Ya en la recta final era solo cuestión de saber por cuántos cuerpos se llevaría Cistron el Kona Gold. Espinoza verificó que no estuviese en peligro y simplemente mantuvo alerta a su conducido, que luego de dejar 1:09.57 para los 1200 metros continuó en veloz carrera hasta la meta, que alcanzó con 5 ¼ largos de diferencia sobre All Out Blitz, que escoltó al vencedor durante todo el trayecto. Dr. Dorr avanzó por dentro y logró el tercero a falta de otros. El favorito Kanthaka decepcionó al llegar en el cuarto puesto, apenas superando a Zatter, que arribó lejos en el último lugar. El tiempo final para los 1300 metros fue de 1:16.33.

“En la partida me di cuenta que no había otra opción que tomar la punta,” dijo Espinoza luego de la competencia. “Sadler hizo un gran trabajo con este caballo, encontró la carrera adecuada y lo presentó en gran condición. Me sorprendí con la facilidad del caballo para sacar ventaja, y ya en los 150 finales me preguntaba ‘dónde están los demás?’. Fue una muy buena carrera.”

En cuanto a lo que ha logrado luego de su esforzado regreso a las pistas, Espinoza fue muy enfático: “Me siento de lo mejor. Trabajo todos los días para mantenerme fuerte, y no he sentido dolores ni nada parecido. Estoy agradecido a los entrenadores y propietarios que me han apoyado en esta etapa.”

Para Cistron, un nieto de Officer a través de su madre Major Allie, el Kona Gold representó su cuarto triunfo en campaña de 25 actuaciones, elevando su producción a $480,719, defendiendo las sedas de Hronis Racing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *