ÚLTIMAS NOTICIAS

¿Carrera abierta?: Una docena de excelentes potros reúne el Travers Stakes

Por Enrique Salazar
​Edición: Roberto L Rodriguez
Imagen

Photo credits Adam Coglianese NYRA

​Este año el Travers Stakes (G1, Saratoga, 2000m, $1,250,000), a correrse este sábado próximo, 26 de agosto en su edición número 148, parece un juego de “Todos Estrellas” o, más bien, “el juego de las estrellas”. Tener juntos a los 3 ganadores de las pruebas de la Triple Corona, más el ganador del Jim Dandy Stakes (G2), más el ganador del Haskell Invitational (G1) y su escolta, más el ganador de un par de Derbies, sin duda alguna, muestra un escenario de gran interés, donde el pronóstico se vuelve una tarea de orfebre.

​​¿Podría estarse definiendo este sábado el título de Campeón 3 años? Es posible. Aún con la ausencia del Campeón generacional en 2016 (Classic Empire) podría surgir de esta versión del “Derby de agosto” en Saratoga (New York) el definitvo líder entre los tresañeros. El favoritismo temprano (7/2) recae sobre el tordillo Tapwrit (14, Tapit en Appealing Zone, por Successful Appeal), que viene de vencer en el Belmont Stakes (G1), tercer paso de la Triple Corona, el pasado 10 de junio, que sabe correr en remate y contará con la monta del líder jinete de la temporada José Luis Ortiz. Sorprende un poco que el segundo en las cotizaciones (4/1) sea West Coast (14, Flatter en Caressing, por Honour and Glory), reciente vencedor en el Los Alamitos Derby (G3), pupilo de Bob Baffert (ganador de esta competencia el año pasado con Arrogate), que presenta una campaña muy eficiente (6 actuaciones, 4-2-0), pero que estaría dando un salto grande en lote.

Good Samaritan (14, Harlan’s Holiday en Pull Dancer, por Pulpit), que ganó de forma impresionante el reciente Jim Dandy Stakes (G2) en el escenario del Travers (G1), viene a ser el tercer candidato (5/1) de los entendidos, que parecen tener preferencia por los ejemplares rematadores para esta versión de la tradicional carrera. Always Dreaming (Bodemeister), (6/1) el veloz ganador del Kentucky Derby (G1) y Florida Derby (G1), se espera de nuevo sea el que implante el tren de carrera, aparece como un cuarto favorito, por encima, del poco experimentado Cloud Computing (14, Maclean’s Music en Quick Temper, por A.P. Indy) (8/1), el sólido ganador del Preakness S. (G1), en quien confían férreamente tanto el exitoso Chad Brown como el múltiple Eclipse Award y nuevo miembro del Salón de la Fama Javier Castellano.

Ejemplares que viven excelentes momentos atléticos como el destacado Girvin (14, tale of Ekati en Catch The Moon, por Malibu Moon) (10/1), ganador del reciente Haskell Invitational S. (G1), su escolta por mínima diferencia en dicha prueba, McCraken (14, Ghostzapper en Ivory Empress, por Seeking The Gold) (12/1), y el enrachado Irap (14, Tiznow en Silken Cat, por Storm Cat) (8/1) serían sorpresas según los pronósticos iniciales, pero son individuos en plena evolución que bien podrían seguir superándose.

Entre todos los mencionados debería estar el vencedor, sin embargo, un potro como Lookin At Lee (14, Lookin At Lucky en Langara Lass, por Langfuhr), que figuró segundo en el Kentucky Derby (G1) parece que debería tener mejor cotización que un 30-1. Fue el único de su generación que estuvo en las 3 pruebas de la Triple Corona y fue desmejorando en cada paso, pero ahora vuelve descansado y podría volver a rendir como en el Derby de las Rosas. Los tres restantes, Gunnevera (Dialed In) (20/1) múltiple ganador de grado que contará con la conducción de Edgard Zayas, Giuseppe the Great (Lookin At Lucky) (20/1) y Fayeq (Malibu Moon) (30/1) harán todo lo posible por sorprender en este magno evento donde la paridad se refleja a flor de piel y en donde cualquiera de los inscritos puede alzarse con la victoria, como hemos dicho antes; en las carreras de caballos nada está escrito.

​Vista así la carrera, Always Dreaming (14, Bodemeister en Above Perfection, por In Excess) parece tener un panorama sencillo para intentar imponer su ritmo, pues no se ven rivales capaces de disputarle la punta inicialmente. Sin embargo, en sus últimas actuaciones no se ha visto consistente, pero, sin pelea, como en el Kentucky Derby (G1), se convierte en un serio rival aprovechando que todos soportaran en esta carrera el mismo hándicap de 126 libras. Le deseamos lo mejor a todos los participantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.